Historia de una crema

15 Jan, 2021

Historia de una crema

Desde siempre he tenido obsesión por crear una crema ideal, tengo la piel sensible y con tendencia a rojeces aunque tenía la suerte que me salían en el moflete y no se notaba mucho, pero aún así a mí me molestaba verlas. Mi padre llevaba mucho tiempo diciéndome que quería formular una crema antiedad con 7 activos que ya tenía seleccionados, como el colágeno marino, ceramidas, aceite de pepita de uva, aceite de germen de trigo, ácido hialurónico, silicio orgánico y pulpa de aloe vera. A mí me parecían fantásticos pero quise darle una vuelta y añadir 8 activos más que consideraba podrían funcionar muy bien como tratamiento antiedad.

Esta crema está formulada con 15 activos cosa totalmente atípica en cosmética. Como todos los productos que formulo me llevé un botecito a casa para probarla, aunque en el patch text había salido un índice de irritación en piel sensible 0.0 yo soy la prueba más fiel de testaje en pieles sensibles gracias a mi tipo de piel, y entonces pasó algo inesperado... En un mes utilizándola mis rojeces estaban mejorando y las manchitas que tenía de mis embarazos las notaba como más atenuadas, si que había notado que cuando me ponía la crema veía cómo más luz en mi piel, un brillo especial... pero para nada me esperaba como cambió mi piel.

Lo había conseguido era una crema perfecta por lo menos para mi tipo de piel! Tenía varias amigas con la piel delicada y con rojeces y les di una cremita para que me dijeran si les gustaba, y la verdad es que si.., de hecho me acuerdo cuando una amiga me dijo.. del 1 al 10 tu crema es un 100. Después de tanto tiempo buscando una crema ideal, de la forma más inesperada surgió.


PD: Gracias Papá por enseñarme que en la cooperación está la magia de la vida. 

Últimos posts

Historia de una crema
Beber agua ilumina tu piel
Slow Beauty
Antioxidantes para la piel en verano
Cosmética sólida
WhatsApp
WhatsApp Solicítanos aquí información